miércoles, 26 de septiembre de 2007

MUNDO MOVIL.


Nos interesó y queremos presentar alguna información de un artículo que se titula “Mundo Móvil” que encontramos en el diario La Nación.
Trata sobre la masificación en el empleo de los teléfonos celulares. El avance de la telefonía celular se ha incrementado notablemente a partir del año 2002 hasta nuestros tiempos. Este aparato ha pasado a ser una herramienta fundamental en la vida de las personas.

Antes del boom de los celulares la función básica de este era la “llamada”. Ahora es un elemento que supera por mucho, su función primaria. En la actualidad, desde niños hasta personas muy mayores emplean el celular para realizar llamadas, enviar e-mail, escuchar música, intercambiar SMS (mensajes de texto), tomar fotografías y hasta pagar cuentas en el banco. Desde este año algunos comenzaron a incursionar en la videollamada y en la banda ancha.
Muchos ejemplos del texto muestran tanto las ventajas como las desventajas de estos medios de comunicación. Algunas de las ventajas son la comodidad para comunicarse con la gente, la facilidad para concretar citas y reuniones, etc. En el ámbito laboral esta herramienta es de suma importancia.
Algunas de las desventajas son los “sonidos molestos”, la falta de señal, los avisos demorados de llamadas perdidas, etc.
En 2003, las líneas de telefonía móvil superaron a las de telefonías fijas de nuestro país.
Según el INDEC, en Junio del 2007, había en la Argentina unos 36,3 millones de celulares en servicio. Esto equivale a una penetración del 92,2 % de la población total del país.
El mundo de las comunicaciones móviles supone una reflexión sobre el cuerpo. En base a esto los usuarios profundizaron la personalización de estos aparatos.
La moda y el estilo en el Siglo XXI se vinculan con una corporalidad que debe contener a las tecnologías. El poseer uno de estos objetos en la actualidad va mas allá de una simple comunicación, estamos hablando de una moda y de la competencia entre las personas.
Para concluir podemos decir que el celular reemplaza al reloj de pulsera, al despertador y a la agenda telefónica y diaria.
Solo estamos en el inicio de este nuevo big – bang tecnológico.
Alumnas del Seminario Laura y Emilia.

2 comentarios:

GRUPO SEMINARIO MUNDO CONTEMPORANEO. dijo...

Hola Laura y Emilia: me gustó, me interesó mucho el texto que proponen para su entrada....Pero me quedo muy en duda y quizás pudieran aclararnos a qué se refieren con la "corporalidad" que debe contener a las tecnologías ....más arriba a la reflexión sobre el cuerpo......Creo, creo adivinar que se están refiriendo a un aspecto muy importante para analizar...que se relaciona con el texto de Claudia Cibila, comentado en una entrada del cuatrimestre anterior....Por favor, miren nuevamente el artículo si es necesario y amplien las expresiones que no veo claras. ¡gracias!. Graciela La prof. del Seminario.,

Vafi dijo...

Chicas, a raíz de su texto, que debo reconocer que me pareció súper interesante, busqué la revista donde se encontraba el artículo que uds. describen.
Luego de leerlo, me dí cuenta de la intensa investigación acerca de los celulares y la cantidad de información que se tuvo en cuenta para la redacción de dicho artículo. Realmente creo que se cubrieron todos los flancos acerca del tema, pero considero que "los celulares" son tan sólo la punta del iceberg de (como lo llaman uds) este nuevo big-bang tecnológico.
Verónica, alumna del seminario