martes, 2 de octubre de 2007

NATALIA JULIETA Y GISELA.

HOLA A TODOS! A CONTINUACION LES COMENTAREMOS DOS DE LOS ARTICULOS QUE NOS HAN INTERESADO SOBRE EL TEMA DE LA TECNOLOGIA (¿VIDAS PRIVADAS? ES UN ARTICULO Y EL OTRO ES INTELIGENCIA EXTRAHUMANA) Y QUEREMOS COMPARTIRLO CON USTEDES… ESPERAMOS QUE LES GUSTE Y QUE RESPONDAN. ALUMNAS DE SEMINARIO: CARRO NATALIA, MAZZALOMO JULIETA Y SPATARO GISELA.

¿El buscador más famoso revela intimidades?
Internet se ha hecho tan popular que ahora muchos temen que Google, el principal buscador, promueva investigaciones genéticas en procura de encontrar alguna relación entre la computadora y el cerebro humano. ¿La razón? La empresa acaba de comprar una compañía de biotecnología. El caso, cada día más polémico, plantea interrogantes sobre la privacidad en la era digital.
El objetivo es permitir que los usuarios de Google puedan plantear preguntas como qué haré mañana, y qué empleo debo aceptar.
Las críticas de Google no han provenido de sus usuarios comunes –increíblemente, casi 82 millones de personas usan sistemas mensualmente-, sino de sus competidores.
El 16 de agosto de 2004, la empresa fue lanzada en la Bolsa en Nueva York con acciones valuadas a 85 dólares. Esas acciones se venden ahora a 460 dólares y Google vale más que Disney y Mc Donald`s combinadas.
“No creo que los usuarios de internet se preocupen mucho por Google, dice Dany Sullivan, editor jefe del sitio web Search Engine Land, la gente lo usa y le sirve”.
Aunque es gratis y nadie esta obligado a usarlo, el tema de la privacidad es cosa seria.
Algunos grupos a favor de la privacidad se quejaron de que los depósitos de datos de Google acumulaban detalles personales que le hubieran hecho la boca agua a la Stasi, la policía secreta de Alemania Oriental… no sólo lo que buscamos en nuestras computadoras sino también con quienes mantenemos contacto, que escribimos, que secretos podemos tener. Muchos usuarios temen que sus visitas a sitios se hagan públicos. En Carolina del Norte, un hombre fue acusado del crimen de su esposa después de que una revisión de su computadora reveló que había hecho búsquedas en Google sobre palabras como “cuello”, “quebrar”, y “romper” durante los días anteriores a la muerte de la mujer.
Google no solo sabrá que es lo que uno busca, en que avisos cliquea, sino que además sabrán exactamente a que esta suscripto, a un nivel muy íntimo.
El desafío de Google es obvio. Sus ejecutivos estallan de entusiasmo por conseguir más datos para poder así ofrecer los hechos que cada uno de nosotros requiere individuamente. Pero, al mismo tiempo, debe seguir siendo un amigo en quien confiamos.
“Cuanta más información tengamos sobre el usuario, tanto mejor”, dijo el vicepresidente de ingeniería de Google, Alan Eustace. La pregunta es: ¿mejor para quien?.
Nuestra segunda entrada se publicó en la Revista "Ñ" y lo escribió Miguel Wiñazky.


¿Inteligencia artificial?
La hipercomunicación aceleró la metamorfosis de la mente, que dejó de ser individual para hacerse global.
El estudio de la mente, el concepto de la mente a lo largo de la historia avanzó siempre por dos líneas paralelas y tradicionales. Para los cartesianos, la mente humana era algo así como una prueba de la existencia de Dios. La inteligencia humana era análoga a la divina, podemos pensar, diría Descartes, porque Dios colocó en nosotros las ideas que nos permiten pensar. Para los seguidores de los empiristas, nuestro cuerpo experimenta sensorialmente y nuestro cerebro establece conductas correctas o incorrectas por ensayo y error.
En la actualidad hay inteligencia más allá de la que deambula en los márgenes del cerebro humano. Hay inteligencia artificial. El ser humano logró clonar cerebros. Las computadoras piensan, es decir resuelven teoremas o juegan al ajedrez.
En muchos casos las computadoras resultan ser más eficaces para la resolución de problemas.
La filosofía de la mente hoy se lanzó de lleno al estudio de esa segunda corteza cerebral universal. Y lo que han constatado los investigadores a través de innumerables experimentos de campo es que la clonación de la mente tiende a producir lo que se da a llamar “Robotismo Global”, esa especie de uniformalidad contra la que rebelan, con mayor o menor virulencia, los globalifóbicos.
Concluyendo nos preguntamos si la tecnología ha avanzado a pasos agigantados o somos nosotros los que nos hemos quedado gracias a la gran comodidad que nos ofrecen a diario, al punto de dejar a un lado nuestra mente sin uso. ¿Será que la mente artificial nos ha sobrepasado demasiado y no se sabe si nosotros estamos preparados para ello…?.

3 comentarios:

Héctor dijo...

Me parece muy bien que se interesen por estos temas de punta que, previsiblemente, serán los que las acompañarán en sus carreras docentes. No hay que dejar de hacerlo nunca para no ponerse mentalmente viejo antes de tiempo. Ferrauti.

cristina alumna del seminario dijo...

Hola chicas!!! me intereso muchisimo el articulo, ya que considero que hoy en dia no se tiene la privacidad que en otros tiempo. Hace poco me entere que si entras en una de las paginas doradas y pones unos de los dos datos de alguna persona por ejemplo: sea el telefono o el nombre y apellido podes obtener la direccion. Felicitaciones chicas sigan asi!!!!!

Julieta Mazzalomo dijo...

gracias por leer nuestros articulos, sus opiniones y comentarios nos dan fuerzas para seguir adelante con estos temas tan interesantes para nosotras ya que las tecnologias forman parte de la vida diaria.

Muchas gracias!!!!!!